Fobia a los petardos: volver a la vida normal

Fobia a los petardos: volver a la vida normal

Las Navidades son maravillosas, pero también una época complicada para los perros que tienen fobia a los petardos.

Por suerte, podemos encontrar muchas recomendaciones para ayudarlos en los días donde hay petardos, como estos consejos que os dejamos aquí.

Si tu perro tiene fobia a los petardos:
-no lo dejes solo en casa
-crea una zona segura donde pueda refugiarse y permanece a su lado
-utiliza masajes, chalecos antiestrés y/o aceites esenciales que le ayuden
-de ser necesario, el veterinario puede prescribirle algo
No olvides, que la fobia puede trabajarse, nosotras te ayudamos.

Cómo recuperar la vida normal

Pero, ¿qué pasa una vez que los petardos finalizan y nuestros perros siguen nerviosos y nos cuesta volver a nuestra vida normal? En ocasiones, tras una noche como la fin de año, los perros con fobia a los petardos, dejan de querer salir a la calle, incluso para ir a aquellos sitios de los que antes disfrutaban.

Aquí os damos algunas pautas que pueden ayudaros a vosotros y vuestros perros:

  • Lo primero, ten paciencia, tu perro ha sufrido un gran estrés y es normal que le lleve un tiempo recuperarse.
  • Mantén todas esas cosas que sabes que relajan a tu perro: masajes, aceites esenciales, ejercicios de búsqueda… Te dejamos este enlace para darte más ideas.
  • Puedes hacerle un ejercicio de búsqueda justo antes de salir a la calle, para que lo haga más tranquilo, empieza en casa, para pasar el descansillo, al portal, hasta poder hacerlo en la calle, quizá utilizando algún árbol en el que esconder chuches.
  • No le fuerces a ir por donde no quiere, es mejor al principio evitar las zonas donde lo paso mal.
  • Si es posible, durante unos días ve al parque o campo donde se lo solía pasar bien en coche, que recuerde lo que le gusta estar allí, por supuesto, debes estar seguro de que allí ya no tiran petardos.
  • Poco a poco, aparca cada vez más lejos del parque, para que tenga una motivación para avanzar.

Si con estas pequeñas pautas, no ves mejora, no dudes en ponerte en contacto con nosotras, pues podemos ayudaros. Y recuerda, cuando esté recuperado del todo, deberías empezar a trabajar esa fobia, para tratar de evitar que el próximo año vuelva a pasar.

¿Por qué elegimos el nombre «IntegranDog»?

¿Por qué elegimos el nombre «IntegranDog»?

Este mes estamos de aniversario y nos ha parecido el momento perfecto para contaros cómo surgió el nombre de IntegranDog. Cuando lo elegimos, sabíamos que no era el nombre más fácil de pronunciar -ni de escribir- pero es que más allá del juego de palabras entre «integrando» y «dog» (perro en inglés), IntegranDog consigue definir lo que somos de manera corta y clara.

IntegranDog es una empresa que trabaja por y para la integración del perro en la familia y la sociedad. Nuestro objetivo es conseguir una armonía dentro de la convivencia familiar, que a su vez facilite a nuestros perros su presencia en todos los ámbitos posibles de nuestra sociedad. Para que nos entendamos, que me pueda llevar a mi perro conmigo, con la tranquilidad de que los dos lo vamos a disfrutar 😉

(más…)

Despedirnos de nuestros compañeros de vida

Despedirnos de nuestros compañeros de vida

Hace poco compartimos una entrada sobre cómo elegir un buen veterinario, pero dejamos sin tratar un tema muy importante para todos los que compartimos nuestra vida con perros: despedirnos de nuestros compañeros de vida.

En IntegranDog pensamos que es un tema tan delicado e importante que merece tener una entrada propia.

En esta ocasión nos vamos a centrar en dos situaciones:

  • Cuando ocurre porque nuestro perro tiene una enfermedad que ya no puede curarse y está mermando su calidad de vida
  • Cuando es la edad y sus achaques lo que hace que tengamos que enfrentarnos a tomar una difícil decisión

En ambas ocasiones el papel de nuestro veterinario es fundamental, pues son momentos muy difíciles en los que el acompañamiento adecuado es primordial. Nosotras hemos tenido que pasar por esto hace poco con la marcha de Trapos, y tuvimos la grandísima suerte de que nuestras veterinarias nos lo pusieron muy fácil. Pudimos darle la mejor de las despedidas.

Qué puedes esperar del veterinario

  • Que expliquen bien la situación veterinaria en la que se encuentra tu compañero. En un lenguaje asequible para las personas que no somos veterinarios
  • Que informen de las distintas alternativas que tienes desde ese momento y las consecuencias que tiene para tu compañero de cuatro patas cada decisión
  • Que empatice contigo y tu familia en un momento tan delicado, mostrando respeto ante la situación y dando el tiempo necesario para poder tomar decisiones

5 cosas debes tener claras

  1. La decisión debes tomarla tú. Tu veterinario puede asesorarte y responder todas tus dudas, pero no puede tomar la decisión por ti. Al fin y al cabo, nadie la va a tomar con más amor que tú
  2. Si ya no se puede hacer nada por tu perro, el momento de la despedida puede ser de distintas maneras: en casa, en el veterinario…,la elección del lugar donde hacerlo es muy personal, pero ante todo, por muy duro que sea, acompaña a tu amigo en sus últimos momentos
  3. No va a sufrir, eso es muy importante que lo tengas claro y puedes preguntar todo lo que necesites al respecto a tu veterinario para que sepas bien cada paso del proceso
  4. El tiempo compartido es algo que permanece. Ahora cuesta verlo, pero el recuerdo de esos momentos y el haberlos vividos juntos, terminará compensándolo todo
  5. Permítete pasar el duelo. Tienes la opción de recuperar sus cenizas o hacer algo en su honor, pero es una pérdida y como tal debes afrontarla. Rodéate de personas que te entiendan y puedan recogerte

Nuestra experiencia

Queremos compartir parte de nuestra experiencia por si pudiera servirte de ayuda.

Trapos. Beagle de 14,5 años y una larga lista de problemas veterinarios. Hacía unas semanas que sabíamos que su corazón no estaba bien y no tardaría mucho en llegar el momento de despedirnos.

El día que murió, vimos que le costaba respirar y le llevamos a nuestras veterinarias. Ellas nos contaron de manera detallada como estaba la situación, nos comunicaron las distintas opciones que teníamos y las consecuencias de cada una de ellas para Trapos. Nosotras teníamos algo muy claro, que no íbamos a separarnos de él en ningún momento.

Tras hablar con todos los miembros de la familia y hacer un millón de preguntas a la veterinaria – preguntas que respondió con todo el cariño y la paciencia del mundo- decidimos que llegó el momento de despedirnos.

Nosotras decidimos hacerlo en casa, en su sofá, rodeado de mimos y abrazos. Quisimos que el resto de los perros de la familia pudieran despedirse de él. La veterinaria no nos lo pudo hacer todo más fácil… Vino a casa, nos dio nuestro tiempo, y luego se encargo de todo, incluido recuperar sus cenizas, que era lo que nosotras queríamos.

Desde aquí aprovechamos para agradecer a Soraya, Mª Ángeles y todo su equipo, el trato que nos dieron…a Trapos y a nosotras.

Ian Billinghurst, creador de la Dieta BARF, imparte primer seminario en España

Ian Billinghurst, creador de la Dieta BARF, imparte primer seminario en España

El Dr. Ian Billinghurst, creador de la dieta BARF, visita España en el «Primer Seminario Internacional de Nutrición Evolutiva y Tratamiento Nutricional del Cáncer en mascotas».

A continuación, te vamos a explicar un poco más sobre qué es la dieta BARF en caso de que no la conozcas. Pero dado lo interesante de que es éste seminario único, no queremos que nadie se lo pierda por lo que disponemos de descuentos especiales para todos nuestros amigos. Tan sólo tienes que escribirnos a info@integrandog.com y te haremos llegar tu código promocional. Hay entradas disponibles para el seminario presencial y para la retransmisión en streaming, ¡¡todo son facilidades!!

A finales de los años 80 un médico veterinario australiano, el Dr. Ian Billinghurst, revolucionó el mundo de la alimentación de perros y gatos con una sencilla revelación. Los organismos de nuestros perros y nuestros gatos no están diseñados para comer alimentos procesados. Por el contrario, sus organismos alcanzan la plenitud y la salud cuando su dieta se basa en alimentos crudos y frescos, una dieta para la que han sido diseñados a través de un largo proceso de evolución.

Doctor Ian Billinghurst, creador de la Dieta BARF, junto a dos de sus perros.

Doctor Ian Billinghurst, creador de la Dieta BARF, junto a dos de sus perros.

En el mundo de las dietas crudas pocas personas han sido más influyentes que él.  Al ver el deterioro que estaban sufriendo sus perros, comenzó  a alimentarlos con alimentos crudos y a realizar los estudios que finalmente le llevarían a descubrir al mundo la dieta BARF.
Según su visión, después de más de 30 años, el panorama nutricional ha cambiado poco. De hecho ve que son alarmantes los datos que muestran que cada vez existen más casos de cáncer, diabetes, artritis,  enfermedades cardio-vasculares, enfermedades inflamatorias intestinales (IBD) y enfermedades auto-inmunes, entre otras. La solución mayoritaria entre los veterinarios es realizar diversas pruebas, recetar medicación o aconsejar la compra de alguna «latita» de dieta blanda de conocidas marcas.
Con ésto, sólo se consigue mitigar los efectos/daños colaterales pero no ir a la raíz del problema. Para el Dr. Ian Billinghurst bastaría con proporcionarles la dieta que realmente ellos necesitan. Y nos  recuerda los principios básicos de dicha dieta: la comida deber ser cruda, hay que aportar una variedad suficiente y debe ser equilibrada.
  • Entre un 40 y un 60% debería ser huesos carnosos crudos, con un porcentaje de hueso del 50%
  • Del 10% al 15% vegetales 
  • Del 10% al 25% vísceras
  • 10% de suplementos para simular heces y otros complementos

La buena noticia es que la mayor parte de los alimentos humanos, con las excepciones conocidas, son apropiados para nuestros perros. Por supuesto, es necesario evitar los cereales, azúcares y demás colorantes, saborizantes y elementos artificiales.

Mónica González Tovar, Nutricionista Veterinaria, dando 2 huesos recreativos a cada una de sus perras.

Mónica González Tovar, Nutricionista Veterinaria, dando 2 huesos recreativos a cada una de sus perras.

 

Proporcionando una dieta equilibrada, que siga los porcentajes que hemos detallado anteriormente, obtendremos diversos beneficios: un mejor sistema inmunitario, óptima digestión y producción de energía, huesos sanos y fuertes, envejecimiento más lento, menos riesgo de cáncer, más poder antiinflamatorio, menos alergias y enfermedades auto-inmunes entre otros múltiples beneficios.
Sabemos que muchos de vosotros tenéis ya perros o gatos mayores, que sufren algún tipo de cáncer. Por desgracia es una de las enfermedades más habituales entre nuestros animales. De ahí el grandísimo interés que supone asistir a éste seminario. Estamos más que seguras de que todos vamos a salir con muchísima información y nuevas dietas naturales que podemos dar a nuestros compañeros que estén padeciendo cáncer. Y es que incluso, como habéis leído en la entrada, lo mejor de todo es que con la dieta BARF prevenimos la aparición de enfermedades tan temidas como el cáncer.
Os dejamos un pequeño fragmento de una entrevista que realizó Mónica González Tovar, Nutricionista Veterinaria, al Dr. Ian Billinghurst para que os hagáis una idea más cercana de lo que vamos a poder disfrutar en su seminario:
Desde IntegranDog, os animamos a informaros más sobre la dieta natural en vuestros perros y/o gatos. Nosotras tenemos ya mucha experiencia personal con los nuestros y os aseguramos que los beneficios se notan. Y mucho.

https://www.youtube.com/watch?v=8c6xKwa6sNs

Cómo elegir un buen veterinario

Cómo elegir un buen veterinario

En la mayoría de nuestras clases de educaciones caninas a domicilio nos preguntan si conocemos algún veterinario de confianza para llevar a sus perros. Como sabéis, nosotras llevamos a nuestros perros a nuestras dos clínicas veterinarias de referencia (podéis encontrar el enlace a sus páginas webs en Empresas Amigas), pero nos hemos dado cuenta de que en la gran mayoría de los hogares que hay un perro en la familia no tienen un veterinario en el que confíen.

De ahí que hayamos decidido crear ésta entrada en nuestro blog, para ayudaros a seleccionar una clínica veterinaria “de cabecera”. Es decir, vuestro lugar de referencia para acudir tanto para una vacuna, una desparasitación como por algún motivo más grave.

Soraya junto a parte de su equipo y su perro en la recepción de la clínica veterinaria.

Soraya junto a su equipo en la recepción de la clínica veterinaria.

La veterinaria se agacha para hacer una revisión general al perro en el suelo, en vez de subirle a la mesa ya que es un perro grande.

¿Cuáles serían las claves para seleccionar esa clínica de referencia?

  1. Clínica amable o también llamadas Dog Friendly. Es decir, una clínica donde tanto los profesionales como el espacio esté lo más adecuado posible para el bienestar físico y emocional de nuestro compañero de cuatro patas. Con esto nos referimos, a que usen alfombras antideslizantes, que revisen a los perros grandes en el suelo,…
  2. El CV es muy importante, pero también lo es que tenga conocimientos relacionados con el manejo y comportamiento canino. Así sabrá qué son las señales de calma, de estrés, de amenaza…y cómo ayudar al perro para gestionar las diferentes situaciones.
  3. Salas de espera para todos. Por suerte cada vez son más las clínicas donde tienen lugares separados para perros y gatos, donde puedan esperar su turno lo menos estresados posibles. Incluso algunas, cuentan con consultas específicas para perros y para gatos.
  4. Que tengan en cuenta las necesidades comportamentales de tu perro. Si tienes un perro miedoso, tu perra está en celo o cualquier otro motivo por el que el perro necesite más espacio y tranquilidad, una clínica veterinaria concienciada con estas necesidades específicas te dará cita a primera o bien última hora del día.
  5. Visitas de cortesía. Es importante que estén dispuestos a que alguna vez pases con tu perro sólo para decir “hola”. Una visita rápida, donde haya mimos y buenos recuerdos. Donde no haya vacunas, manipulaciones,…así tu perro no relacionará el veterinario con momentos de mucho estrés.
  6. Feromonas apaciguantes (Adaptil o Feliway si hablamos de gatos) que ayudan a los perros (y gatos) a gestionar situaciones complicadas. Si la consulta de tu veterinario tiene siempre puesto el difusor, es buena señal.

    Dos gatos permanecen tranquilos y jugando dentro de la consulta del veterinario.

  7. Por último, pero no menos importante sobre todo para tu perro :)…es que le den un premio en comida. ¡¡O varios!! Todos sabemos lo tragones que son nuestros perros y nunca está de más si les ayudamos a superar el mal trago con una chuche rica.

Para finalizar, aconsejaros que en vuestra búsqueda de una buena clínica veterinaria no os centréis sólo en la parte económica. Desde luego que es un punto muy a tener en cuenta, pero como nosotras solemos decir “El veterinario no es caro, es costoso”. Es decir, la formación con la que cuenta el veterinario hay que pagarla. Al igual que el tiempo que nos ha dedicado, aunque no nos haya mandado ningún  medicamento. Y os aseguramos que un buen veterinario, aunque os parezca en un principio caro, a medio-corto plazo os saldrá rentable ya que estará cualificado para dar con lo que le pasa a tu perro.

Esperamos haberos ayudado y que tengáis que ir muy pocas veces al veterinario. Sólo si son visitas de cortesía 🙂

Pin It on Pinterest