El fin de semana del 19 y 20 de Mayo lo pasamos rodeados de amigos que estaban interesados en saber qué es eso del «vínculo» con el perro, que tanto se está hablando últimamente. Y además aprender cómo jugar y tener una buena llamada con su compañero de cuatro patas.

Fue un fin de semana súper divertido. Donde hubo espacio para las risas, para las sorpresas y como no para aprender muchísimo de nuestros grandes maestros: los perros. Cada uno de los 7 perros que asistieron al seminario nos enseñaron valiosísimas lecciones.

  • Algunos se sorprendieron de ver que su perro resolvía un puzzle,
  • Otros descubrieron cómo su perrita se quedó encantada…qué digo encantada, enganchada jajaja, a un juego.
  • Y otros perretes que todos apostaban que no iban a dejar nunca el mordedor..adivinad qué!!!…lo dejó ;-)) Y solito, ya que tan sólo hay que saber cómo presentarle los juguetes y vigilar la intensidad, tiempo y movimientos.

Con un poco de ayuda, los perros aprenden a gestionarse por sí mismos. Es cuando entra en «juego» – y nunca mejor dicho- el maravilloso autocontrol. Es una de las cualidades que en IntegranDog, siempre, siempre trabajamos tanto con nuestros perros como con los de nuestros clientes de educaciones caninas a domicilio como con los de nuestros alumnos.

Cómo organizamos el tiempo

Comenzamos el sábado con un repaso al lenguaje corporal del perro y reconocer el estrés. Ambas cosas  son muy importantes para saber si un juego o juguete le está poniendo como una moto y ayudarle a gestionar.

Pronto pasamos a la parte del vínculo, donde además de explicar qué entendemos nosotras por vínculo y cómo se «trabaja», vimos un interesante experimento y además realizamos una sesión práctica muy, muy intensa donde vivimos momentos más que estupendos y llenos de información entre la relación del perro con su humano.

Vínculo con mi perro

El domingo lo dedicamos enterito a jugar y disfrutar como niños con nuestros perros. Todos nos ensañaron en primer lugar lo bien que se lo pasaban con sus perros. ¡¡Qué bonito es ver disfrutar a los perros junto a su familia humana!! Y después les explicamos cómo a través del juego el perro aprende. El juego es una poderosísima herramienta de aprendizaje, y como tal, debemos aprender a utilizarla. Debemos saber qué juguetes son los más adecuados para cada perro y para cada momento. Porque unas veces querré activarle, otras desactivarle, otras hacerle pensar…la intensidad, el tiempo, la seguridad, protección, distancia y entorno son factores relevantes que entran en juego.

Juego, haciendo vínculo

Y por último nos pusimos patas a la obra 😉 para trabajar «La Llamada«. ¿Cuántos perros conocemos que no acuden a la llamada? Fue el momento para explicar por qué sucede esto. Vimos diferentes escenarios y diferentes tipos de llamadas y formas de trabajar cada una de ellas. Incluso vimos vídeos de dos casos muy particulares donde se trabajó la llamada con un perro que era ver a otro perro y se olvidaba de todo. Y otra perrita que en cuanto huele un gato o conejo, entra en modo cazadora y ya se pierde en su mundo de olores.

Acudiendo a la llamada

Queremos dar de nuevo las gracias a todos los asistentes y por supuesto al equipo de La Tejera, donde realizamos el seminario que nos hizo sentir como en casa.

¡Ah! Y no se nos olvida la riquísima paella que saboreamos todos juntos el domingo: campo, buena gente, buen tiempo, una paellita y risas…muchas risas. No podemos pedir más.

Te esperamos en el próximo curso!!!

 

 

Pin It on Pinterest

Share This