Así comienzan muchas de las preguntas que nos hacen nuestros clientes tanto de adiestramientos a domicilio como alumnos que vienen a formarse con IntegranDog. “Mi perro es muy, muy nervioso y sobre todo a determinadas horas del día no sé cómo calmarlo, ¿qué puedo hacer para que se relaje?”

Bien, pues dado que es una pregunta muy generalizada hemos decidido escribir este artículo para ayudarte si te encuentras en este caso. Si tu perro se pone a correr en círculos como loco, si de pronto se pone a ladrarte, si te trae juguetes y juguetes y nunca se cansa…si cualquiera de estas situaciones te son familiares, enhorabuena porque este artículo te va a ser de gran ayuda.

Antes de nada queremos aclarar que no existe un botón mágico que desactive a nuestro perro, esto sería un invento fantástico pero vamos a ser realistas y asumir que nos toca poner en práctica alguna pauta que otra para ayudar a relajar a nuestro perrete. Aunque vamos a dar pautas generales, recuerda que si tu perro tiene problemas de comportamiento y no sabes cómo gestionarlo debes contar con la ayuda de un profesional cualificado para que te asesore. A lo largo de este artículo encontrarás consejos generales pero ten en cuenta que cada perro es un mundo y que quizás pueda necesitar de otras pautas.

Para conseguir que nuestro perro esté lo más tranquilo posible en su día a día, es fundamental enseñarle una de las mayores habilidades habidas y por haber: no hacer nada. Tan sencillo y tan complicado. ¿Qué por qué lo decimos? ¿Recuerdas cuándo fue la última vez que no hiciste nada? Cuando nos referimos a no hacer nada, excluimos estar viendo la tele, escuchando música o estar tumbado en el sofá repasando lo que tengo que hacer mañana o mi día de hoy. En todos esos momentos ya estás haciendo algo. Hacer nada es justo eso, no hacer nada.

Si te resulta complicado no hacer nada, imagina lo difícil que es para tu perro que se ha acostumbrado a verte continuamente haciendo cosas por la casa, o en los paseos siempre se hacen cosas (andar, jugar con perros, tirar la pelota, un palo….). Les es muy complicado parar cuerpo y mente, pero no te preocupes que se puede rebajar ese nivel de activación.

Puedes comenzar desarrollando el olfato de tu perro. ¿Sabes que 15 minutos de olfato equivalen a casi 2 horas de ejercicio físico? ¡¡Imagínate cuánto se cansa tu perro mientras huele!! El olfato es uno de los grandes olvidados en el mundo del perro y es una pena porque a través del mismo se consiguen multitud de beneficios.

En IntegranDog nos gusta llamarlos las clases de yoga del perro, ya que son momentos de gran relajación a nivel físico y emocional para el perro. Hay que saber estructurar bien estos ejercicios ya que si los pones en un nivel muy alto para tu perro, se va a frustrar. Pero también puede pasar si se lo pones demasiado fácil para el perro, en este caso empezará a anticipar y a no pensar ni utilizar el olfato para resolver el ejercicio.

En internet encontrarás multitud de ejemplos de cómo estructurar los juegos de olfato para tu perro, pero en este artículo nuestro hemos desarrollado juegos para poner a prueba la trufa de tu perro y que esas clases de yoga sean lo más gratificantes posibles para ambos.

Y como último gran aliado, te diré que los masajes relajantes que a ti tanto bien te hacen…a tu perro le sucede exactamente lo mismo. Tu perro va acumulando tensión muscular a lo largo de todo su cuerpo cada vez que situaciones estresantes se le presentan, por ejemplo esas carreras en frío en el parque detrás de un perrete amigo, el querer ir detrás de una paloma, subir al coche de un salto, cambios de temperatura…todo eso provoca que vaya generando tensión en sus músculos y si alivias esa tensión, inmediatamente tu perro se relajará. Hay diferentes técnicas para relajar a tu perro, en IntegranDog os explicamos aquí cómo puedes relajar a tu perro mediante toques de Tellington TTouch. ¿Qué es esto? Es un técnica terapéutica para, entre otras cosas, relajar a tu perro valiéndote de diferentes masajes dependiendo la zona que quieras relajar o las necesidades de tu perro.

Como pautas generales y a modo de resumen:

  • Si tienes un cachorro y acaba de llegar a casa, los primeros meses no te centres sólo en enseñarle obediencia ni mil habilidades. Es más importante conseguir un perro centrado, seguro y con una buena convivencia y por supuesto enseñarle señales básicas como el siente, tumba, quieto o la llamada.
  • No es necesario que todos los días juegue y salude a todos los perros que nos encontramos durante el paseo.
  • No juegues en casa a juegos que le activen mucho, ya que el perro relacionará la casa como un lugar donde se activa y eso es justo lo contrario a lo que quieres. Puedes jugar al tira y afloja con él si quieres, pero no a las 22.00h por ejemplo. Pero no es buena idea que le tires la pelota en casa.
  • Acaba el día con un momento relajante para ambos: masaje o juego de olfato
  • Ten presente el día a día de tu perro. Si ha vivido muchos momentos de activación (visitas en casa, juegos con cachorros u otros perros de energía alta, viajar a lugar desconocido,…) ten en cuenta que necesitará momentos de calma. Busca esos momentos bien con paseos los dos solos, juegos de olfato, masajes…

Desde IntegranDog esperamos que estas recomendaciones generales te hayan ayudado a entender un poco más a tu perro. ¡¡Feliz convivencia!!

Pin It on Pinterest

Share This