En esta ocasión, hemos traído al blog a Chrissi, porque creemos que nadie mejor que ella para explicarnos en que consiste esta apasionante actividad, el mantrailing, que podemos realizar con nuestros perros.

¿QUÉ ES EL MANTRAILING?

El Mantrailing es la búsqueda de personas con la ayuda de perros y su excelente olfato.

La diferencia entre un perro de Mantrailing  y perros de búsqueda en superficie o escombros es que en el Mantrailing  el perro es capaz de detectar olores de diferentes personas y centrarse exclusivamente en las características del olor específico de la persona buscada, a pesar de muchas distracciones. 


Incluso el aislamiento relativo de un coche en movimiento no impide que la gente deja pistas rastreables. 

El perro de Mantrailing los detecta y puede incluso seguir a un rastro atravesando un centro comercial, un edificio u otras áreas urbanas.

EL ORíGEN

Este deporte relativamente nuevo en España está cada vez apasionando a más personas y sus compañeros de cuatro patas. El origen se encuentra en el trabajo de los perros policía en Estados Unidos, ayudando a encontrar personas perdidas o presos fugitivos. También ayuda a los agentes de la policía a resolver crímenes, identificando delincuentes.

¿CÓMO FUNCIONA?

El rastro de cada persona es individual y único. Se puede comparar con una huella dactilar, que sería igual de inconfundible.
El olor del cuerpo del humano se define por diferentes factores:
– el ADN
– la cultura
– la alimentación
– productos cosméticos
– la ropa
– los hábitos, cómo fumar

LA CASPA TRAICIONERA

Las personas perdemos continuamente millones de partículas de caspa – estemos sentados, tumbados o andando. Cuando andamos estas partículas flotan y se posan sobre nuestro rastro, más o menos exacto, dependiendo de las condiciones meteorológicas en el momento.
Pasando el tiempo, estas partículas de caspa son descompuestas por bacterias. El tiempo de descomposición también depende de las condiciones meteorológicas.
Los perros siguen el rastro de descomposición de células de caspa.

UN PERRO ENTRENADO PUEDE SEGUIR UN RASTRO DE DIAS DE ANTIGüEDAD

El rastro – el camino que ha hecho la persona que buscamos – puede llevarnos por terreno muy variado: bosques, campo abierto, campos de agricultura, carreteras, pero también puede atravesar pueblos o calles de ciudad.
Puede atravesar edificios, plazas frecuentadas, aparcamientos o centros comerciales. Todas esas situaciones pueden dificultar bastante la búsqueda.

EL TRABAJO DEL PERRO DURANTE LA BÚSQUEDA

El perro debe trabajar de forma autónoma, sin que el guía interfiera en su trabajo. 

Lleva un arnés especial de búsqueda, que no ejerce presión sobre la zona de la tráquea, aunque la cabeza del perro esté inclinada hacia abajo. Y una correa de entre 5 y 10 metros que le permita moverse sin restricciones.
Mientras el perro sigue el rastro, el guía no debe interferir en su trabajo. Según mi experiencia, ésta es una de las partes más difíciles del ejercicio para el guía. Confiar en la habilidad del perro y permitirle autonomía.

El perro suele trabajar con velocidad variable, algunas veces con el hocico en el suelo, rastreando – y algunas veces con el hocico elevado, venteando. Según el terreno y las circunstancias. Muchas veces no se mueve justo encima del camino que ha hecho la persona, sino se puede desplazar hasta unos cuántos metros por un lado u otro, dependiendo de hacia donde el viento ha llevado las partículas.

EL TRABAJO DEL GUÍA DURANTE LA BÚSQUEDA

Los trabajos del guía durante la búsqueda es evitar que cualquier cosa puede molestar al perro, y mantenerle a salvo en el tráfico. Lo más importante: saber leer y comprender el lenguaje corporal de su amigo de cuatro patas, para poder ayudarle y apoyarle en caso de perder el rastro o de tener dudas.
El éxito: encontrar la persona escondida, solamente se va a conseguir con el trabajo en equipo!

¿TODOS LOS PERROS PUEDEN PRACTICAR MANTRAILING?

Sí, no obstante es más fácil para los que tienen el hocico alargado. Los braquicéfalos (perros de hocico chato) tienen alguna dificultad por su morfología.

Sin embrago, siempre que el humano no intente ser demasiado competitivo, sepa explicar bien las cosas al perro, con paciencia y tiempo; todos los perros pueden disfrutar. Hasta ahora no me he encontrado ningún perro que no quiera meterse en el mantrailing.

Incluso hay perros que se rehabilitan a través de la práctica de esta actividad.

¿QUÉ NECESITO PARA EMPEZAR A PRACTICAR CON MI PERRO?

Un arnés cómodo, correa larga y mucho entusiasmo, así como un grupo de entrenamiento, pues a solas es difícil practicarlo por la falta de «víctimas».


LOS BENEFICIOS PARA EL EQUIPO HUMANO-CANINO

El Mantrailing es una manera maravillosa de darle al perro un trabajo físico y mental, fortalecer el vínculo haciendo un trabajo en equipo y pasar tiempo juntos en entornos variados.
Puede ayudar en la modificación de conducta, ya que estimula el córtex frontal, centro de gestión de emociones y procesos cognitivos.
Puede aumentar el autoestima en perros con miedos, y puede ayudar a perros con miedos a humanos, a no preocuparse tanto.

¿Quieres hacer tus primeras experiencias practicas en ésta disciplina?
Inscríbete al seminario con Beatrix Kuehnis de Suiza, el 16 y 17 de Noviembre en Galapagar:
Taller de mantrailing


Pin It on Pinterest

Share This